A la hora de reformar un baño, uno de los elementos cruciales a tener en cuenta es la encimera del lavabo. Actualmente, en el mercado se ofrecen multitud de opciones y no siempre es fácil decantarse por una o por otra. Es por eso que te ofrecemos una serie de tips para que elijas la opción más acertada según tus necesidades.

  1. Elige materiales de calidad.

Utilizar materiales de calidad siempre jugará a tu favor por su perdurabilidad. La piedra natural, como el granito o el mármol, son buenas opciones por su elegancia, solidez y resistencia a la humedad, aunque requieren cierto mantenimiento (sellado y capa antibacteriana).  Otra muy buena opción, es la porcelana, también muy resistente y más económica. Si buscas dar a tu baño un aspecto más actual, es tendencia el uso de cuarzo y cemento (o microcemento) en reformas de baños.

  1. Fácil mantenimiento.

Tanto la encimera como el lavabo son elementos que están en constante contacto con la humedad, además de los productos de limpieza. En tu día a día, agradecerás haber elegido un buen material y de fácil mantenimiento.

  1. Busca diseños personalizados.

A la hora de elegir una encimera para tu baño, es importante que tengas en cuenta que esta debe guardar armonía con el resto de la estancia. Juega con los colores y las texturas para dar con un diseño a tu medida. Verás que hay opciones muy versátiles para dar con los elementos adecuados.

Si ha llegado el momento de hacer una reforma, seguro que con estos consejos te resulta mucho más fácil elegir lo mejor para tu nuevo baño.