Utilizar un revestimiento para el suelo es uno de los trucos más fáciles y económicos para cambiar totalmente el “look” de tu casa o piso siendo una reforma sencilla y rápida. Dado que el suelo es la superficie que más ocupa de la casa escoger el revestimiento adecuado dará un cambio total a nuestro hogar y a nuestra comodidad.

Independientemente de las dimensiones de tu casa, utilizar el mismo revestimiento para todas las habitaciones es un error. Cada habitación tiene un uso especifico y por eso el revestimiento tiene que elegirse con cuidado. Por ejemplo, seleccionar suelos de madera suele asociarse con la calidez del hogar, pero un revestimiento cerámico o de cemento puede causar el mismo efecto.

La gran variedad de materiales de revestimientos entre los que podemos elegir, hace que escoger pueda ser más difícil de lo que habíamos pensado. Es importante dedicarle tiempo antes de escogerlo y aun mas importante, es contar con montadores profesionales para este tipo de reformas, dado que un revestimiento mal puesto puede provocar problemas muy serios. Tener claras nuestras necesidades y las prestaciones que necesitamos que tengan los suelos de nuestro hogar.

Cuando elijas los revestimientos piensa en que habitación irán, aquí te damos una lista con los tipos de revestimientos de suelo que podrías usar en tu hogar:

Vinilos:

-Vasto abanico de estilos y de colores.

-Está predispuesto a los arañazos, rotos, manchas y al desgaste.

-Es un material barato y de fácil mantenimiento. El suelo de vinilo doble es ideal para las habitaciones más húmedas como el cuarto de baño.

Suelo estratificado:

-Gran variedad de estilos y de colores. Imita la madera, la piedra, la cerámica, etc.

-Resistente a las manchas, arañazos, golpes y quemaduras de cigarros.

-Si es de buena calidad, puede durar hasta 25 años.

-Poco recomendable para los cuartos de baño u otros lugares húmedos.

Baldosas de cerámica.

-Amplia selección de colores, tipos, estilos y formatos.

-No todas tienen la misma resistencia al desgaste, en los lugares de más tránsito, como la entrada o cocina, se debería usar una cerámica más dura.

-Se pueden romper o mellar si cae algo pesado y duro sobre ellas.

Suelo linóleo.

-Gran gama de colores y motivos. Disponible en placas o en rollo.

-Natural, biodegradable e hipoalergénico, se compone de lino y de resina natural. No retiene el polvo ni los micro-organismos, preservando así la calidad del aire en casa.

-De fácil mantenimiento, material duradero y resistente a los mohos.

Baldosas de porcelana.

-Gran variedad de colores y de motivos.

-Aspecto de la piedra a un menor coste.

-Más sólida que la cerámica.

-Duraderas y de fácil mantenimiento.

Bambú.

-Aporta un look e en vuestra decoración. Espectaculares tonalidades de rubio recorrido de estrías naturales. El proceso de carbonización acentúa el grano y el color. Se ofertan ciertos colores naturales.

-Delicado con el ambiente: el bambú es una planta renovable que crece rápidamente.

-Se parece a la madera en lo que se refiere al mantenimiento y a la durabilidad, pero soporta mejor la humedad.

-Variedad de coloraciones limitada.

Cemento.

-Proporciona un look industrial que no cesa de ganar en popularidad.

-La superficie sobre la que se instalará debe estar convenientemente preparada.

-Gran abanico de colores y acabados.

Maderas duras.

-Las más populares son el roble y el arce. También encontramos recientemente maderas exóticas con tratamiento previo de aceite y con acabados semi-lustrado o lustrado.

-Crean un ambiente cálido y natural.

-Necesitan la aplicación de una nueva capa de barniz al cabo de unos años. Sin embargo, los suelos que han sido barnizados previamente en fábrica, pueden resultar extremadamente resistentes si el barniz es de calidad.

Maderas de ingeniería.

-Solución alternativa a la madera y al estratificado, es la opción la más polivalente dentro de esta categoría.

-Constan de un ensamblaje de hojas de madera pegadas sobre una superficie composite, no se expande ni se contrae por cambios de temperatura.

-Se vende pre acabado. Se puede pegar o fijar directamente sobre el cemento o sobre una membrana acústica.

Piedra natural.

-Pizarra, mármol, caliza o el grés.

-Las losas de mármol o de caliza no ofrecen la mejor resistencia, pero el travertino es bastante robusto.

-Como es natural puede presentar imperfecciones (textura, color, veteado).