En EA Reformas, le ofrecemos nuestro servicio de instalación de parquet y tarima flotante de calidad, con instaladores expertos y cualificados. Instalación totalmente nueva, eliminando la superficie vieja existente o reparando la que ya tiene. Te proporcionamos distintas opciones en materia de parquets y tarimas flotantes, desde parquet natural, suelos laminados o tarimas flotantes, tanto interiores como exteriores, para darle la calidez que buscas en tu hogar. El parquet se ha convertido en una buena elección a la hora de proporcionar a sus hogares un ahorro de energía y el confort inigualable que nos ofrece la madera.

Tienes una cantidad inmensa de revestimientos para suelos, tanto en parquet como en tarima flotante, desde los más tradicionales a los más novedosos y de diferentes modelos y precios. Nuestros expertos asesores te podrán orientar sobre todas las opciones de acuerdo a tus necesidades.

Una de las grandes ventajas de los pavimentos flotantes es la rapidez y sencillez de su colocación, sin necesidad de obras. Son ideales para reformas y rehabilitaciones, ya que pueden colocarse sobre otro pavimento existente como terrazo, plaqueta, parquet y por supuesto en obras nuevas.

PARQUET

El parquet es un tipo de suelo a base de tablillas de un centímetro de espesor aproximadamente y con un ancho variable, el largo no suele superar los 45 centímetros. El parquet, sustituye al suelo de la vivienda, así pues, antes de su instalación, hay que retirar completamente el suelo anterior. Después habrá que pegarlo al suelo, acuchillarlo para su nivelación y barnizarlo.

En cuánto el resultado final, el parquet suele quedar mejor, sobre todo si se usan maderas de primera calidad. Sin embargo, la diferencia entre parquet y tarima se está reduciendo gracias a las nuevas imitaciones de madera que se emplean en las tarimas.

TARIMA

La tarima flotante o parquet flotante, puede ser de madera o de imitación de madera. No es realmente un tipo de suelo, ya que se coloca sobre el suelo base. Su instalación es por tanto más sencilla, al igual que su mantenimiento, ya que basta con pasarle la fregona, mojada en una solución jabonosa, para limpiarla. Por otro lado, el parquet se limpia con productos específicos, hay que acuchillarlo cada cierto tiempo y resiste peor los golpes y arañazos.

Si quieres un suelo que de pocos problemas y tenga un precio asequible, deberías apostar por la tarima. Pero si prefieres un suelo más bello, lo conseguirás con el parquet.